martes, 28 de mayo de 2013

Comenzarón a Enfermar

Y las hadas comenzaron a enfermar.

Si!! Queridos amigos, así ocurrió. Una a una, nuestras encantadoras hadas, esas que han protagonizados tantos cuentos, han ilustrado tantas postales,  han llenado de ilusiones y sueños a tantos de nosotros enfermaban sin remedio y lo peor es que no se sabía el motivo de este mal.
Las flores comenzaban a marchitarse, los sueños se convertían en pesadillas,  poco a poco la tristeza lo inundaba todo.
Llegaron investigadores de todos los mundos conocidos, personas muy importantes que sabían de Hadas pero ninguno encontró remedio a tan grave problema.
Poco a poco las nubes se volvieron negras, el sol dejo de calidecer las almas,  las hermanas siniestras empezaban a hacer sus equipajes guardando en sus maletas los más bajos sentimientos. El viento del Sur se debilitaba ante la fuerza de la tempestad que traía el Norte,  todos los relojes de las ciudades Mágicas( la de los sueños) se pararon.
Después de mucho tiempo leyendo libros de medicina para hadas, comprobando pócimas de todos los colore y sabores sin resultado alguno…Miré a mi alrededor y comprobé con tristeza una realidad hasta ese momento desconocida para mí, el mundo haba dejado de creer en los sueños.
Nadie tenía tiempo para contar cuentos, los contadores de cuentos estaban dormidos  el país de la magia no tenía risas de niños para alimentarse.
Había encontrado el problema a este terrible desastre pero solo no podía poner la solución.

El esfuerzo por salvar a las hadas y sus mundos mágicos era trabajo de todos y como yo una persona tan insignificante en un mundo lleno de soledad, agobios, sin tiempo,  iba a poder convencer a tan solo una persona para que me ayudara en esta loca aventura, y mi corazón sintió el frio de la lluvia antes de que lleguen las primeras nieves y decidí como muchos tirar la toalla.
Con tristeza caminaba hacía casa con el sabor amargo que deja el saberse derrotado, cuando de repente escuche un grito muy bajito que decía, yo, creo en la magia y si quieres puedo ayudarte.
Pero ¿de dónde venía ese grito tan bajito?, ¿cómo podía oír tan claro algo que a la vez se me antojaba tan lejano?,  dejé de caminar, no quería que los pasos fuesen más fuertes que aquella voz.  Necesitaba saber de dónde venía, con sorpresa observe que un tímido rayito de sol intentaba abrirse paso entre dos grades nubes negras.
Entonces supe que todo no estaba perdido, tenía que despertar a los contadores de cuentos, para esa misión necesitaba que aquella voz gritara más fuerte.

Esperé y esperé, como lo hacen los que esperan, pero la voz no volvió a pronunciarse.Después de no sé cuánto tiempo volví a casa, sentado ante la oscuridad que provoca el miedo por sentirme perdido me quede dormido.

Un sudor helado hizo que se me erizara la espalda despertándome de un respingo, con el corazón a punto de salirse del pecho, comencé sin ganas a recordar la terrible pesadilla que había tenido.El mundo en el que yo y tú vivimos agonizaba, no había tiempo para  jugar con los niños, los adultos andábamos muy ocupados en cosas de mayores. No teníamos tiempo para “tonterías”, no había risas, motivo por el cual enfermaban las hadas. La música se tornó  un silencio ensordecedor, los días eran cada vez más grises y nadie parecía darse cuenta, los niños no solo no jugaban con los mayores, tampoco sabían hacerlo solos. Eran muchas tareas extraescolares las que ocupaban sus días para que a sus progenitores no se les molestara con cosas de niños, como hacía muchos soles y muchas lunas que no se pasaban los juegos, canciones… de generaciones en generaciones, las hermanas siniestras ganaban terreno .

Aun estábamos a tiempo de salvar al mundo y así, a la vez, salvar a la magia y a las hadas porque un mundo depende del otro y el otro del uno, no son mundos separados. El mundo donde viven las hadas se nutre de sueños, de risas de niños, de canciones de deseos cumplidos de estrellas fugaces de paseos al atardecer de besos de enamorados …

¿Ves? Está ocurriendo, triste como todos los tristes me fui a la ducha quería que aquella terrible sensación se la llevase el agua pero no lo logre por más que intente quitármela. Sentado en el taburete de la habitación lo supe, debía recoger la toalla que había tirado, no podía permitir que las hermanas siniestras nos cubrieran con sus velos de infinita tristeza  porque  entonces ya no habría solución.

 Sin saber cómo iba a solucionar aquello me dispuse a salir hacía la calle cuando un pellizco me encogió el estómago la voz, la voz que gritaba bajito era mi conciencia,  sin saber muy bien por que comencé a sonreír, ahora solo me quedaba una cosa por hacer que los demás también las escucharan y para eso necesito tu ayuda.

Tú que estás leyendo esta historia tienes que ayudarme, porque si lees cuentos tienes tiempo ¿ves?  y qué me dices de ti que lo estás escuchando. Sin vuestra ayuda este puede ser el último cuento  con un triste final, no permitas que las hadas desaparezcan, que los sueños acaben en pesadillas,  grita pero muy bajito que tú si crees en ellas para que así muchos puedan oír tú voz y salvarlas…

 No permitas que se apaguen las estrellas
que dejen de cumplirse los sueños,
que no brille el sol

y que nuestros mundos se vean en blanco y negro
.
No lo olvides.   Grita, grita pero muy bajito.

 

Nati-Mayo-2013

36 comentarios:

  1. que belleza Nati estupendo relato ¡y muy importante es seguir creyendo y seguir leyendo! yo si grito ;) un abrazo eliz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elizabet por leer y por creer y lo más importante por Gritar bajito chisssss.
      Besos Nati.

      Eliminar
  2. que bonito cuento, no hay que dejar morir a las hadas! me ha gustado mucho Nati, me devolviste a mi infancia xoxo Abril

    ResponderEliminar
  3. Abril, por supuesto que no...
    Besos Nati.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta Nati, pero hay veces que hay que gritar muy fuerte porque no nos queremos enterar.

    ResponderEliminar
  5. Si, es cierto Olga, pero cuando se escucha la conciencia, lo hace bajito...
    Besos y gracias por leerme Nati.

    ResponderEliminar
  6. Creo que el mundo no está preparado para leer cuentos fatalistas tendré que cambiar el chis.
    Nati.

    ResponderEliminar
  7. Nati, te he dado el premio Liebster para reconocer el esfuerzo que pones en tu hermoso blog, te espera en mi espacio, ojalá te guste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elizabeth me pasaré a por el premio, gracias seguro que es precioso y lo luciré con mucho orgullo.
      Besos Nati.

      Eliminar
  8. ..Nat, tu historia, tu mensaje es un grito bajito muy bajito y desgarrador. Es verdad que el mundo materialista, arrogante, inhumano está "tomanddo" cada vez mas terreno a niverles que asustan; y que hablar de hadas, suena a cuento chino...pero como decia Jose Luis Sampedro el miedo no nos puede paralizar... La sensibilidad de lo bello está en la capacidad de asombro ante el universo y la vida, y la vida de las hadas seres diminutos de luz son la sal de la tierra para hacernos soñar con las estrellas, no renuncies nunca a tu misión!!!! tu pluma de oro es capaz de regalar momentos entrañables
    con los temas de tus cuentos. Un abraz-amigo de Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beg, viniendo de ti estás palabras tienen un valor mayor, ya que tu experiencia vale un grado, gracias por tu generosidad.
      Besos Nati.

      Eliminar
  9. Preciosa historias. Gracias por el homenaje que haces a los contadores de historias. Si me lo permites lo compartiré en facebook donde mis compañeros de oficio, esos contador@s de cuentos estarán encantados de leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ponlo dónde tu quieras mis cuentos son tuyos. Besos Nati.

      Eliminar
  10. Hola Nati, cuenta con mi grito bajito.
    En mi clase vive un duende que hace algunas travesuras cuándo nos vamos a casa y al regresar a la mañana siguiente tenemos que arreglar lo que cambió de lugar, a veces todo está igual y - está cansado - dice un niño, -será así- le digo.
    Al volver del recreo una niña me comenta - maestra, hemos escuchado al duende- , ¿qué habéis escuchado ? le pregunto, -pon, pon, pon- me dice.
    Con mi mente de adulto pensé , seguro han sido golpes en la puerta del servicio, pero hubo otra mañana que los ví agachados en el suelo del patio mirando a través de la rejilla de la alcantarilla y les escuché -vamos a oir al duende-.
    Allá los dejé, no quise interferir, pero me fui feliz .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala nunca pierdan esa inocencia que nos pones en muchas ocasiones en la tierra.
      Besos para ti y para ellos Nati.

      Eliminar
  11. Sigo mirando a las estrellas todas las noches, antes lo hacía para hablar con mi padre falleció hace 30 años, el 1 de marzo mi madre se fue a su lado, por un lado me sentí feliz, estaba nuevamente junto a su amor, un deseo que conservó y deseo todos estos años, era su ilusión, pero por otro lado es duro no poder verlos más, pero no dejo de hablarles desde mi ventana y mirando a las estrellas y ahora están junto a esas hadas que revolotearán a su alrededor alegrándoles haya donde estén.
    El mundo debe estar preparado para todo, así es la vida, tus cuentos tienen encanto y si tu estilo te gusta no dejes de escribir, es maravilloso disfrutar con tu imaginación que nos hace solar.
    Un abrazo
    Maite

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias me has dejado sin palabras.
      Besos Nati.

      Eliminar
  12. Hola Nati, es cierto que no hay que dejar morir a las hadas...... qué delicia leer y pasear por tus cuentos.. es como entrar en tus sueños ....., gracias por estar siempre ahí y hacernos soñar
    besossss
    Eli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eli, que alegría verte en mi espacio y mil gracias por tu apoyo.
      Besos Nati.

      Eliminar
  13. Precioso cuento pleno de magia e ilusión, muchas gracias Nati. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Gracias a ti por venir a leerlo.
    Besos Nati.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado Nati!Un cuento precioso la verdad.Muchas gracias por pasarte por mi blog y por las bonitas palabras que me dejaste.Un abrazo enorme y sigue llenándonos de ilusión a los más mayores,porque la ilusión no es sólo cosa de niños.Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  16. Gracias a ti, y tú sigue poniendo fantá

    sticos en esos maravillosos tocados. besos Nati.

    ResponderEliminar
  17. Que lindo cuento Nati. me gusto mucho!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Hola querida,

    Q bonito.....este mes pasado me he acordado d ti, pues he estado en un lugar en Lavapiés (Madrid) q es un lugar literario y mi marido ha estado con una chica q cuenta cuentos (hicieran un duo, mi marido cantando (es cantautor y la chica contando sus cuentos, d eso hace unos dos meses, creo) el caso es q el local esta haciendo un concurso d cuenta cuentos....y esta por caer el resultado....el local se llama: el dinosaurio todavía estaba allí....yo lo sé eso por mi marido porque he estado algo enferma y he estado en off con algunas cosas, sobre todo lo d salir d casa...bueno, cuidate mucho y gracias por un cuento más...

    Besos,
    Lany

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por acordarte de mi y por tus maravillosas palabras.
      Deseo que te encuentres muy bien.
      Besos Nati.

      Eliminar
  19. Hola Nati, estoy por aquí de nuevo, viendo actualizaciones. Excelente post, felicitaciones.
    Un gran saludo desde:
    http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. Oz gracias por tus palabras. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Adoro las hadas y por supuesto no permitiría que nunca les pasara nada malo.

    Un placer aterrizar y descubrir este blog

    ResponderEliminar
  22. Gracias para mi es un honor tu presencia y tus palabras. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Siempre gosto de tus textos!

    Mi cara amiga, he volvido al O Bem, o Mal e a Coluna do Meio.
    Si gostar, fico bem contente.

    Beijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias dade Amorim muchas gracias un beso.

      Eliminar
  24. Nati... me has dejado embelesada. Te he conocido en el blog de Paola y me quedo, claro que me quedo. Es un blog de cuento, como no voy a leerte. El mio es muy diferente pero en esencia se parecen creando ilusión e historias bonitas, tu a través de los cuentos y yo a través de fiestas y planes para chicas amantes de las cosas bonitas. Encantada de conocerte.
    http://lafiestajamascontada.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  25. Querida Carmen lópez que alegría que te gusten mis cuentos últimamente tengo dos o tres ideas pendientes y por supuesto que tu blog me ha encantado ya pasaré con más calma en septiembre que todo vuelve a la normalidad, un beso y mil gracias.

    ResponderEliminar
  26. Hermoso cuento, precioso, te envío besitos risueños, sueños encantados, abrazos mágicos!!

    ResponderEliminar