viernes, 11 de marzo de 2011

EL BAÑO DE CARLOTA

Todas las mañanas la misma canción; Carlota llegaba tarde al cole porque no terminaba su aseo diario, una vez más salió a toda prisa sin haberse lavado la cara.
Carlota era una niña muy despierta, alegre, trabajadora… pero no le gustaba nada, nada lavarse, odiaba tanto esa tarea que siempre que podía no la hacía.
Pasaron noches, tardes, inviernos, primaveras y Carlota seguía sufriendo sus días de baño, como todos los sufridores de baños.
Estaba muy ocupada ensayando su papel de Princesa para la obra de teatro que se iba a representar en su colegio en la clausura del curso, cuando escuchó la voz de su madre que la llamaba para su baño diario. Carlota, lejos de obedecerla, alzó la voz y continuó ensayando su preciado personaje.
Faltaban tan solo dos días para finalizar el curso y eso suponía el estreno del teatro.
Carlota estaba muy nerviosa y entusiasmada porque esa tarde tenía que ir con sus compañeros a la última prueba de los trajes.
Ese día despidieron la clase de gimnasia con una complicada tabla rítmica que a todos les hizo sudar por el gran esfuerzo realizado, mas los nervios acumulados por la tensión de que en tan solo en un par de días iban a representar su obra.
Al llegar a casa, Carlota ayudó a su abuela a plantar bulbos en el jardín, una tarea que le encantaba a la pequeña, después de comer ayudó a su hermano a terminar un mural que tenía que entregar para la fiesta de fin de curso. Lo pasaron realmente bien pero terminaron pintados enteros ya que el mural había que pintarlo con los pies y las manos, entre risas y bromas hicieron una obra espectacular.
Llegó la hora de ir a la prueba de vestuario, su madre al ver su cara y sus manos dio un grito de espanto y mandó a la niña a darse una ducha rápida, diciéndole que al volver se lavaría el pelo, pero Carlota, lejos de obedecer tan solo abrió la ducha, así hacia creer a su madre que tomaba la ducha y simplemente lavó su cara, sus manos y se vistió, quedando debajo de su ropa todo el sudor, manchas de pintura y restos de tierra del jardín. Como su ropa estaba limpia, solo puso colonia sobre su cabeza y manos y así consiguió pasar la prueba de la mirada de su madre sin problemas.
Durante el camino no paró de saltar, correr, desobedeciendo a su madre que insistía una y otra vez que permaneciese quietecita a su lado.
Cuando llegaron a las pruebas, los sentaron por orden de vestuario para aligerar el trabajo de la modista y sus ayudantes, todos permanecían sentados, todos menos Carlota que al más mínimo descuido de su madre se removía por toda la habitación.
Después de mucho ajetreo llegó el turno de Carlota, la modista mandó quitarse la ropa detrás de un biombo , cuando apareció delante de la modista, su madre creyó desmayarse de la vergüenza al ver las manchas que su hija llevaba por todo el cuerpo, acompañado de un desagradable olor mezclado con un chorro de colonia que lo hacía más desagradable,
La modista quería dejar la prueba para otro día pero era consciente que eso no era posible e improvisaron un baño para ella.
Su madre no tenía palabras para regañar a la niña, su vergüenza la había quedado muda.
Llegó el día del estreno, todos incluida Carlota aparecieron radiantes, la cosa pintaba bien y su madre dio un suspiro de tranquilidad.
Poco, le duró esa tranquilidad a su madre por qué en el momento que perdía su zapato en la obra, Carlota mostraba como si de otro personaje se tratase, su dedo gordo que sobresalía de su medias, quedando una vez más en ridículo a todos los que tenían un vinculo con ella, pero lejos de avergonzarse Carlota saludó al público haciendo un gracioso gesto con su dedo muy orgullosa…

Y es que los baños son muy queridos por algunos niños pero también odiados por otros.
A todos los sufridores de baños para que les cojan el gustillo al agua y sus beneficios, les dedico este cuento con todo mi cariño.

Besos Nati.

43 comentarios:

  1. jejejeje!! qué cuento tan simpático, Carlota más vale que le coja el gusto al agua porque cuando llegue el buen tiempo, en el cole nadie se querrá sentar con ella!! un beso amiga y encantadísima de pasar una vez más a leer un rato y a divertirme con tus historias... besos

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, Nati!De un tema tan sencillo has hecho un relato precioso.-

    ResponderEliminar
  3. Nati, precioso cuento el que hoy nos regalas.
    Bien pueden tomar nota los niños en él les reprendes con cariño como hace la mamá a Carlota
    Bueno los niños siempre salen airosos de todo trance, seguro que con el tiempo le toma gusto al baño y tal vez su mamá le reprenda por tirarse tanto tiempo aseandose, je,je, todo puede pasar verdad amiga.No hay mal que cien años dure eso dicen...
    MI ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Muy bien armado y simpático.
    Plasmas estas sensaciones que rodeaban de pequeñas emociones que en su momento eran abismales. Los retratas tan sutilmente que nos transportás en el tiempo.

    Abrazos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Que bien relatado y super simpático has hecho del sufrir de algunos padres, por esa temida historia diaria, jooooo, yo recuerdo que a mi madre lo que le costaba era sacarme del agua, no meterme, jejejeje.
    Así que tendrás que inventar un cuento para los niños que no quieren salir de la bañera.
    Un besote amiga, me ha encantado volver a leerte. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola, aqui estoy,gracías por tu visita y tu comentarío tan cariñoso,me ha gustado muchisimo este blog que tienes,con estos cuentos tan preciosos,ya tienes una seguidora más y ahora voy a ver el otro.Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Nati. Lo primero que quería era darte las gracias por visitar mi blog y por dejar un comentario tan agradable ¡GRACIAS!
    y en segundo lugar felicitarte por tan buena pluma a la hora de escribir. Seguiré tu precioso blog a menudo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. que pasada de cuento ,se lo he leido a mis hijos y les ha encantado al terminar de leerlo se fueron los 3 al baño jajajaajaajajaa, gracias por tus palabras tan bonitas en mi blog ,tu tambien eres bienbenida en el mio ,un besin

    ResponderEliminar
  9. Jeje, me alegro de no tener una "Carlota"así en casa, me ha gustado mucho...
    Gracias por tus palabras hacia mis trabajos...
    Besos de Merce

    ResponderEliminar
  10. Querida Amiga !
    Vim retribuir a visita ;e falar que estou Encantada com os teus Blogs.
    Me faz voltar o tempo !!! Muito fofo e aconchegante,mto estiloso,Tenha a certeza que virei sempre que puder aqui .
    Beijos mil e parabens.

    ResponderEliminar
  11. hola guapa!! gracias por tu visita y tu comentario, aqui estoy, te leo, y te sigo, un besote, es un placer, y x cierto, genial!!! besotes

    ResponderEliminar
  12. Que maravillosos cuentos,ya tenemos una nueva colección con tu blog que es precioso,felicidades.Yo también te sigo con muchísimo gusto.Besitos

    ResponderEliminar
  13. Nati,tienes una sensibilidad especial a la hora de escribir...enganchas y transportas la mente del que te lee a historias preciosas...muchísimas gracias por estos cuentos...son una maravilla.Un besote¡

    ResponderEliminar
  14. He he, quanto estaba niña, yo tambien odiaba los baños... Hoy, los momentos del baño son los mejores del dia...

    ResponderEliminar
  15. Hola Nati!! He pasado un rato divertido leyendo este precioso cuento.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Menudo trasto Carlota!!
    Me encanto el cuento Nati, has puesto una sonrisa en mi boca que cruza toda mi cara, que ya es....
    Ya subí las fotos de la feria al blog
    Tenias que verme!!!
    Casi pierdo la cabeza!!!
    Besazos Amiga

    ResponderEliminar
  17. Ja,ja,ja, la verdad es que hay algunos pequeñines que parecen gatitos remolones alejándose del agua. Un bonito cuento con todos los ingredientes necesarios para ser contado.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  18. hola nati!!
    aqui estan Quelle che ... il tombolo"
    gracias por tus elogios y correspondida con una pequeña sorpresa: ir a buscar en nuestro blog

    ResponderEliminar
  19. Un cuento con vigencia actual !!!!! te felicito seguro que tendrá su efecto beneficioso, un saludo cariñoso Begoña

    ResponderEliminar
  20. Tierno y dulce relato,amiga.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Divino, tierno, mágico, dulce y sabes recuerdo una canción infantil que se llama "La Gata Carlota" http://www.youtube.com/watch?v=fO3-zmJuXL4

    Un Besito Marino

    ResponderEliminar
  22. Hacía mucho que no pasaba por aquí, Nati, un bello cuento, muy tierno.
    Un beso.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  23. Delicioso y divertido, querida Naty. Gracias por regalarnos tan preciosos y tiernos cuentos.
    Un placer pasar por aquí y leerte, amiga.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  24. Compartimos muchos cosas, entre otras el gusto por la escritura, me quedo contigo:)

    ResponderEliminar
  25. De pequeña, yo también fuí Carlota, jajajajajajaaaa!!!!
    Adoro tus cuentos Nati. Son una inyección de positividad, nostalgia y risas.
    Besos mil!!!

    ResponderEliminar
  26. Que tal! espero que estés muy bien..
    después de algunos meses he regresado con un "Tornado"..
    te dejo un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias por pasar a mi blog, me vine para conocer el tuyo y me he enamorado; me encantan las historias y aquí están por todas partes :)

    Tienes un gran talento, y este cuento, por ejemplo, es un relato precioso.

    Aquí me tienes desde ya, muy atenta, un beso, y feliz semana.

    ResponderEliminar
  28. Hola Nati

    Feliz Día del Bloguero!...

    Tienes un regalito en nuestro Farol.

    Besitos y abrazos de tus amigos,

    Argos, Tétis y Poseidón

    ResponderEliminar
  29. Hola amiga, un placer pasar por tu blog, me encantó.T sigo.Besos.

    ResponderEliminar
  30. Un gusto pasar por tu blog, amiga, te sigo.Besos.

    ResponderEliminar
  31. Muchas gracias Nati por tu comentario en mis Magias de México. Escribes muy bien y seguiré tus cuentos. Te mando mi cariño y felicitacióbn. Un beso

    ResponderEliminar
  32. Tu manera de escribir me parecio maravillosa, un lujo leerte.
    saludos.

    ResponderEliminar
  33. Hola Nati, ante todo gracias por tu visita.

    Me gusta tu bloc y las historias que escribes.Te felicito por ello.
    Hasta pronto.
    Un abrazo desde Barcelona.
    Gloria

    ResponderEliminar
  34. Querida amiga , hermoso cuento lleno de simpatía y magia, me encantó.
    es un placer leerte.
    besitos para ti, que Dios te bendiga, te deseo una linda semana.

    ResponderEliminar
  35. Olá passo em seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei guardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog.

    Magno Oliveira
    Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
    Telefone: 55 11 61903992
    E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

    ResponderEliminar
  36. Gracias amiga Nati por compartir esta bella historia del baño de Carlota.Nos trae varios recuerdos de mis abuelos,MUY AMOROSOS POR CIERTO..sIEMPRE SE LAS INGENIABA PARA QUE LOS BAÑOS LOS DESEARA
    Besitos mi niña
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  37. Gracias a todos los que pasais y dejais tan bellos comentarios, así dá gusto seguir escribiendo, siempre pensado en todos-as vosotros-as.
    Con mi cariño, besos Nati.

    ResponderEliminar
  38. Dear Nati, it's a wonderful blog, congratulations!!!!

    ResponderEliminar
  39. "Quando algo que você goste acabar,
    ou simplesmente ir embora,
    lembre-se que as folhas do outono
    não caem porque querem
    e sim porque é chegada a hora".

    (Cristian Arza)

    Bom FDS! Beijos na alma...M@ria

    ResponderEliminar
  40. hola,me ha gustado mucho tu cuento felicitaciones... disculpa mi demora,pero vi tu mensaje en un blog en el que ya no publico y te invito a pasar por el que siempre he tenido y que llevo mas de un año posteando allí, el blog de futbol mundial lo hice justo con la euforia mundialista por la pelota en sudafrica 2010, ya no lo actualizo mas,saludos otoñales desde Uruguay

    ResponderEliminar
  41. Yo también tengo una pequeña Carlota en casa. Por qué será que les cuesta tanto?? Ahora todos sabemos que el Baño de Carlota II (en la adolescencia) va a versar sobre el baño que nunca era suficiente.
    Un beso enorme
    Caro

    ResponderEliminar
  42. Los cuentos de hadas me recuerda los mejores años de mi infancia, creció en los cuentos de hadas por el reinado libro de Hans Christian Andersen en nuestra biblioteca en casa.
    Blog estupendo. Voy a comprobar de nuevo aquí. Besos. Irena

    ResponderEliminar